martes, 23 de febrero de 2010

La cucaracha


Siguiendo con "Las adventuras de The Ripper" (sip!!! ADVENTURAS), (The Ripper, o sea yo ^^,) hoy vengo con un singular relato de mi absurda vida y de mis absurdas desgracias.



Las cucarachas son esos simpáticos animalitos que habitan en nuestras casas, comen nuestra comida, se meten en nuestros zapatos y corretean alegremente sobre nuestra cara cuando dormimos, como dato interesante y hablando en serio, las cucarachas soportan dosis mortales de radiación que matarían a cualquier otro ser vivo y como dato aun mas interesante y hablando aun mas en serio, las cucarachas poseen dos cerebros ¡¡¡¡2 cerebros!!!! Aunque no lo crean las cucarachas tienen 2 cerebros, uno en la cabeza y otro en el culo.



La primera vez que supe de la existencia de un segundo cerebro en las cucarachas me impresione, pero me cague cuando me entere que las cucarachas podían vivir sin su cabeza durante varios días, dure días sin poder dormir ni comer, me negaba a creer que las cucarachas pudieron vivir sin cabeza, era estupido e insensato creer que un ser vivo, que un ser que habitara el planeta Tierra pudiera vivir sin cabeza, tenia que comprobarlo por mi mismo.



Como prueba de que estoy realmente enfermo y que necesito atención psiquiatrica urgente, hice lo que cualquier persona con poca facultades mentales haría “cazar una cucaracha”.



Me arme con un par de guantes desechables, una hojilla y un envase mediano, quería hacer este trabajo lo mas profesional posible, así me dispuse a capturar a una cucaracha para desmentir el hecho de que estos animales puedan vivir sin cabeza.



La cuestión fue que logre capturar un espécimen en buenas condiciones, procedí a extirparle la cabeza y luego la deposite en el envase mediano, al siguiente día para mi sorpresa el condenado insecto daba muestras de vida, al segundo día igual. Al tercer día la deshidratación y la inanición estaban pasando factura y al cuarto día ocurrió… murió el infortunado ser pero demostró que mis mas terribles pesadillas se harían realidad… Eso ocurrió hace unos 5 o 6 años.



Bueh! Mis pesadillas las comentare en otra entrada, decidí hablar sobre las cucarachas por un terrible incidente del cual fui victima hoy a eso de las 7 y algo p.m.



Acababa de cenar y me dirigía al fregadero a depositar el plato y los cubiertos cuando vi en el borde del fregadero a una cucaracha, como es costumbre siempre que estoy en mi casa ando en sandalias, cholas, alpargatas, o como sea que le llamen... lo cierto fue que me quite una y me dispuse a masacrar al miserable bicho, Paf!!! Que horrible!!!



Al golpear con una fuerza exagerada a la cucaracha, mini-exploto cubriendo parte de mi brazo derecho y mi ojo izquierdo con un fluido de color blanco, se podrán imaginar la dantesca escena, y lo peor del caso fue que esa sustancia blanca entro directamente en mi ojo.



Brinque, grite corrí, aullé, pero nada de eso pareció funcionar para alejar la sensación de asco de mi, que asco, que asco, que asco, me lave al ojo con abundante agua y luego procedí a darme un baño con exceso de jabón, pero aun así, me sentía y me siento asqueroso y desilusionado por ser victima de sucesos tan tragi-cómicos.



Si nos ponemos a analizar son contadas las personas en el mundo que han padecido un capitulo tan terrible como el mió, y es que si fuera cualquier otra cosa como vísceras de pollo o de perro volador o inclusive si fueran vísceras de zombi no me sentiría tan asqueado.



No le deseo esto ni a mis peores amigos ni a mis mejores enemigos y viceversa, es horriblemente asqueroso y eso que yo ni paredes, ni techo, ni suelo tenerle asco a cosas asquerosamente asquerosas.



P.D: QUE ASCO!!!


P.D.2: el enano de circo que tengo atado a la rueda que hace funcionar mi internet, esta de huelga y ya los latigazos que le propino no surten efecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina, insulta, hazme un deposito bancario, ingresa el codigo de detonacion.